martes, 30 de diciembre de 2014

la barra se ha convertido en mi respuesta a casi todo

¿cómo hago para ganar impulso? me preguntan, y contesto:
piensa en circular. no pienses en lineal. aquí no vas hacia delante. buscas un hacer un giro, describir un círculo, ser una espiral.
en la barra todo lo que va hacia delante, va hacia atrás. se convierte en péndulo y no en círculo.
he pasado mucho tiempo obsesionada por las espirales, sintiéndome en una de ellas, siendo una de ellas de forma incompleta: por fin lo entendí. mi cuerpo lo entendió. y en eso he encontrado la paz. ahora sí conozco el secreto de las espirales y ahora soy una de ellas y ahora lo entiendo.
y tengo la maravillosa sensación, por una jodida vez, de haber entendido algo importante y que no sea demasiado tarde.

y por eso giro como si me estuvieran mirando los dioses.

(eso intento.
y lo intento y lo intento y lo intento y lo intento y lo intento)





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada