lunes, 2 de marzo de 2015

2 años de pole

Pues acabo de cumplir dos años de clases de pole dance.

Y me ha cambiado tanto la vida que aún me sigue sorprendiendo, y confío en que no ha terminado de cambiar. Esto sigue. Cuando empecé y me atrapó, y me subió el ansia por querer hacerlo muy bien YA, respiré hondo y pensé que dos años era un plazo razonable para aprender algo. Sin ser una experta, (para eso hace falta muuucho más) dos años me parecieron un buen segmento temporal como para que cundiera y ver si podía hacer esto bien o no.


Y me gusta lo que está ocurriendo. Lo que ocurrió desde el principio: sentirme más fuerte, pero antes de eso, la toma de conciencia de sentirme torpe, un saco de patatas y no un pajarillo. Un cuerpo descuidado que se estaba empezando a atrofiar. Alas arrugadas, de no usarlas. Lleva su tiempo recuperarse de eso. Siempre me ha dado respeto lesionarme por hacer de más. Creo que un cuerpo que no ha hecho ejercicio en los últimos quince años tampoco se puede flipar y querer ser Felix Cane, porque es frustrarse, hacerse mala sangre y seguramente, lesionarse.

Pienso que hay limitaciones objetivas, distintas para cada persona, y que hay mil maneras de pasar de ellas y/o disimularlas. Yo no me voy a dedicar a competir, así que mi objetivo es llegar a ser lo mejor que pueda ser, pero mi prioridad es hacer muy muy bien lo que sepa hacer, y no hacerme polvo por intentar hacer lo que por constitución, forma de espalda, límites de flexibilidad, etc, no pueda hacer. Amo este deporte y me gustaría llegar a jubilarme girando y volando en una barra.

Y si eso implica cuidarme mucho (algo que va directamente en contra de lo que siempre ha sido una personalidad con tendencia autodestructiva... hasta ese nivel me ha cambiado el pole) pues lo hago, y si implica dejar de fumar pues dejo de fumar. Es el reto de hoy. Llevo todo febrero mentalizada. Esta noche me termino el paquete y se acabó. Necesito mis pulmones para muchas cosas, pero una razón poderosa es que quiero aguantar 5,6,7 minutos de coreografía. Los que a mí me de la gana. Y para eso hay que tener buenos pulmones, limpios y sanos. Así que ahí voy. Entre otras razones, pero la barra da su empujoncito.

Hace dos años, no podía imaginar que yo sería la profe, la que enseña a otras a volar. Eso me hace muy feliz. Me esmero, y me reconozco en todas ellas y conozco las sensaciones increíbles por las que están pasando. Los primeros meses son duros, pero tan bonitos que me da nostalgia no poder volverlos a vivir. Pero sigo viviendo tantas cosas, tantas, que no me da tiempo a pensar en ello.

Esta es una de mis primeras mariposas y la primera foto que tengo de una figura en la barra. Era mi quinta clase y me pareció un logro increíble. Le tengo mucho cariño a esta foto por eso, porque un mes antes me parecía imposible.


                                            

Menos de dos años después, la misma figura se ve así:

Foto: Miguel Longueira

Y yo en teoría soy la misma, pero no lo soy. Mi melena es de colores. Mis empeines nunca serán bonitos, pero ya saben pasar desapercibidos, y son prácticamente todo lo discretos que pueden ser. Y estoy orgullosa de ellos. Mi culo es el mismo pero no está igual, no no. Igual que el resto de músculos que no sabía que tenía. La primera foto refleja tensión y en la segunda parece que no cuesta nada.

Así que de alguna manera sé que estoy en el camino, que ya he llegado a sitios donde quería llegar. Pero quiero ir más lejos.
                                     
Me encanta esta figura, creo que se llama 'Skater'.Y no es especialmente difícil,
ni nada. Pero cuando la haces bien queda TAN bonita.
 Desde fuera, antes de hacer pole, me parecía bastante mágica.
Y cuando veo que yo soy esa, me lo sigue pareciendo.

Tengo que tomarme un tiempo de reflexión para ver qué hago con este y otros blogs, que las cosas se hacen bien o no se hacen y yo lo tengo muy descuidado... pero tenía que decir esto por mis dos años en la barra: Ojalá que sean muchos más.

¡Volar!

martes, 20 de enero de 2015

urban pole - escuadra!


Este es mi primer Urban Pole de 2015.
El nivel de pasión  por las barras se manifiesta en que no es ni una barra: técnicamente es como un asa, pero aquí la menda es una chica de recursos y además, por fin tiene dominado el hecho de levantar la escuadra desde el suelo (olé por mí!! han sido muchos meses hasta conseguirla, y unos cuantos más hasta afianzarla)

Cuando empecé a intentar la escuadra pensé que tardaría años en hacerla, si es que lo conseguía. He tenido una intermitente pero larga relación muy de amor-odio con esta figura... Y creo que ¡por fin! puedo hacerla en casi cualquier lado.

Tengo muchos objetivos polísticos para este año:

-Limpiar mis inversiones, con especial énfasis en la inversión de hombro, y en la inversión desde escalada en barra giratoria. Una se acomoda a invertir haciendo bola primero, pero hay que estirar las piernas ¡vaga!

-Afianzar todo lo que sale desde layback, que lo practico poco porque me da mucha pereza el layback, desde siempre...

-¡La flexibilidad! Proponerme un ciclo de 100 días estirando. Seguro que si lo consigo ya no lo dejo. Split, ese eterno anhelo...¡un poquito de constancia, mujer! Piensa en el cacho Jade que te va a quedar.

-Jade y todo lo que incluye splits, a ver si me luce un poco!!

-Full Moon. Me tiene loca ese giro/figura...figiro :D

-Fortalecer brazos y hombros. ¡Mis eternos puntos flacos!

-Estirar siempre siempre siempre después de clase.

-Figuras que tengo a medias: caña con ellas. Jades, giros salvajes que acaban en inversiones, abanicos amplios... y figuras de fuerza, siempre mi parte más floja....¡pero poco a poco va mejorando!

-Figuras que me parecen de locura total, como el recién empezado a intentar Marion Amber, el Iron-X. el Janeiro o el Russian Split. ¡Espero que me parezcan menos locas cuando acabe este año!

¿Qué más nuevas y emocionantes aventuras polísticas traerá 2015? Aún no lo sé...pero lo pienso averiguar y os lo pienso contar...

(ayer alguien me dijo en clase: "tía, me tienes que explicar eso de pensar en espiral...y tienes que escribir más!" ¡gracias, Bea! yo creo que, por cómo giras, ya conoces el secreto de la espiral! :)

miércoles, 31 de diciembre de 2014

adiós, 2014... ¡bienvenido, 2015!

2014 ha tenido muuuchas cosas buenas:

-he bailado en público
-me saqué el título de instructora de pole fitness
-invertí en mi preciosa barra de podio
-empecé a dar clases en la mejor escuela de madrid,
que ayudé a levantar desde los cimientos. 
-tengo preparado un número de circo mástil-barra precioso para moverlo el año que viene donde surja.
-tengo un par de coreos guardadas en la recámara
-he enseñado a otras chicas a hacer sus primeros giros, sus primeras inversiones, sus primeras mariposas...estoy muy orgullosa, es un honor. 
-he aprendido un montón de figuras nuevas. 
-soy más fuerte que el año pasado, por dentro y por fuera.

y creo y tengo fe
en que lo mejor está por llegar 

alegre con mi allegra

martes, 30 de diciembre de 2014

la barra se ha convertido en mi respuesta a casi todo

¿cómo hago para ganar impulso? me preguntan, y contesto:
piensa en circular. no pienses en lineal. aquí no vas hacia delante. buscas un hacer un giro, describir un círculo, ser una espiral.
en la barra todo lo que va hacia delante, va hacia atrás. se convierte en péndulo y no en círculo.
he pasado mucho tiempo obsesionada por las espirales, sintiéndome en una de ellas, siendo una de ellas de forma incompleta: por fin lo entendí. mi cuerpo lo entendió. y en eso he encontrado la paz. ahora sí conozco el secreto de las espirales y ahora soy una de ellas y ahora lo entiendo.
y tengo la maravillosa sensación, por una jodida vez, de haber entendido algo importante y que no sea demasiado tarde.

y por eso giro como si me estuvieran mirando los dioses.

(eso intento.
y lo intento y lo intento y lo intento y lo intento y lo intento)





miércoles, 22 de octubre de 2014

estrenando a Needle (a medias)

video

Os presento en primicia total a Needle: mi PRECIOSA MAGNÍFICA DIVINA Fitpole Stage. Mejor dicho: os presento a la mitad de Needle, la otra mitad tiene que esperar a un techo más alto :)
La he montado por primera vez en mi casita, (que es diminuta) sobre todo para comprobar que todo había llegado correctamente, y SÍ.
Es muy fácil de montar, (y para que lo diga yo, que soy bastante torpe para el bricolaje en general y montar cosas en particular...) y menos mal, porque, y esto debo decir que me decepcionó un poquillo, la barra venía sin ningún tipo de instrucciones, librito testimonial, dvd de bienvenida ni nada por el estilo. Nada. Después del dineral que cuesta, se agradecería aunque sea que te manden un llavero como detalle, qué se yo. Bueno, pues busqué en youtube algún tutorial y este me confirmó que es tan fácil como parece. Así que me puse al lío, hice sitio en mi minisalón, y en poco rato estaba hecho.

Hay un núcleo-base metálico donde luego atornillas la barra, cuatro partes de madera que componen la base cuadrada (que mide en total 1,40 x 1,40m) y la barra, que yo la pedí en dos partes... (se puede encargar de una sola pieza, pero a ver luego cómo transportas 3 metros de barra!) de las cuales sólo he podido montar una, porque mi techo (todavía) no es tan alto y esta barra es para exteriores. Pero una vez montada... ¿quién se podría resistir a probarla? Aunque sea así, con metro y medio de altura... (lo podemos llamar 'mediopole') y menos de un metro alrededor... (lo podemos llamar 'minipole') siempre se puede hacer algo. Un poco de mediominipole. Lo siento por el ángulo y demás desastres técnicos del vídeo: el atril improvisado era el embalaje de la barra, no había muchas más posibilidades...
En fin: he desafiado a la muerte por impacto de esquinas, ¡y he salido victoriosa! Quería dejarle aunque sea un poquito de impronta a mi pequeña Needle, para que me reconozca en adelante :) Se llama Needle por lo finita... 42 mm de diámetro: esbelta como ella sola. (Y por la espada de Arya en Juego de Tronos, pues claro!!) Ays. QUÉ BONITA ES. Estoy deseando llevarla al aire libre. Hasta entonces... ha vuelto a su embalaje con mucho cuidado.

Y no sé, igual os parece una tontería, pero fue un momento bonito y emocionante. No tengo moto, pero creo que es lo que debe sentir alguien que ame las motos cuando estrena la cacho de motaca de sus sueños que se acaba de comprar. Aunque la primera vueltecita haya sido por ciudad. :) La próxima en pista abierta, pequeña Needle.

Y... porque fue jugar. Fue jugar conmigo misma a ¿qué puedo hacer con un metro y medio de barra y menos de un metro a mis alrededores? ¡algo tengo que poder hacer! Fue disfrutar. Porque recordé cuando empecé a hacer pole: los comienzos son duros y todo, cualquier giro básico, cuesta. Cuesta mucho, y lleva tiempo hasta que te va resultando más fácil, hasta que interiorizas cómo se coloca el cuerpo, cómo gira... Me preguntaba a menudo cuándo iba a poder disfrutar. Aspiraba a eso: simplemente poder bailar un poco, a mi bola, por el puro gozo de girar y ser un poco libre mientras tanto. Creo que era uno de mis grandes objetivos desde el principio, lo más importante a donde quería llegar era aquí: a disfrutar de la barra. Y aunque me quede infinito por aprender y tanto por mejorar, el caso es que disfruto. Disfruto como una enana. Con una barra, y hasta con media :)

*La canción se llama Nevergreen y es de Emancipator, uno de mis músicos predilectos para polear.

 **Odio el tic que tengo de secarme la mano en el short cada dos por tres. Joder, tengo que quitarme esa manía!!

***La auténtica protagonista del vídeo es La Gata Impasible, que parece que me lleve viendo hacer pole toda la vida, la cabrona inmutable. No se movió cuando plegué media mesa, la mesa en la que está ella. No se movió cuando desembalé cartones, saqué las piezas, armé la barra. Y no se movió en todo el rato que estuve girando, más que para bostezar y estirarse. Y cuando le dije 'Te esperaba un poco más entregada como público, gata' me respondió 'Ah, pero... ¿eso era todo lo que sabías hacer? Espera, que ahora voy yo' y fue flipante, no os podéis imaginar: ¡es la Oona Kivela de las gatas!, peeero por desgracia, para entonces se me había gastado la batería del móvil :)

martes, 21 de octubre de 2014

Polinspiration - Soren High



Adoraaaaaaaaaaable. Me encanta. Estoy súper a favor: no tiene una técnica perfecta pero tiene pasión!! Y la canción es un temazo.
WTF con las uñas?? En serio le aguantan el trote?? Qué jefa, de verdad. Soy fan. Soy muy fan.

jueves, 9 de octubre de 2014

post pausa (III) we love rock&pole!

Tercera actualización y ya me pongo al día!
Pues que Septiembre vino cargado!!
Hubo dos cosas trascendentes: La primera es que estuvimos preparando la I Jornada de Puertas Abiertas en Central de Pole, esto es: clases gratuitas de todas las disciplinas durante todo el día, y por la noche algunas profes y alumnas hicimos una exhibición.
¡Fue todo un éxito! Hubo llenazo en las clases, la gente salió suuuper contenta, y podéis ver todas las fotos en este enlace. Fue un día muy bonito, con una energía increíble en el ambiente.

Sobre la exhibición, voy a ser muy sincera: me pasé mes y medio pensando, montando la coreo en mi cabeza, (iba a ser individual) cambié tres veces de canción, una amiga bailarina de paso por Madrid me estuvo echando un cable...pero nada, no conseguí hacerlo. Me pudieron las inseguridades y la falta de experiencia. Y cuando ya me iba a rajar definitivamente, a pocos días del evento, preparamos algo a medias Isa y yo.  Desde hace mucho quería hacer algo con este temazo de Joan Jett, se lo propuse y le gustó: es otra rockera.

Y bueno: a la gente le encantó. Yo soy consciente, las dos lo somos, de que podría haber sido un puto desastre, porque lleva poco ensayo y es más: no coincidíamos, así que prácticamente cada una preparó su parte por su cuenta, y lo ensayamos juntas pues no sé... media docena de veces en total? Así no es como se hacen las cosas, lo sé, pero esta vez... ¡salimos del paso dignamente! La próxima lo haremos mucho mejor. Pero estoy orgullosa de haber podido con los nervios ¡había mucha gente! Y era la primera vez que bailaba en público, en plan serio, en plan 'estaría bien que cuadrara con la música'.




Bueno, como veis la parte final no está muy currada jajaj y yo me saco media docena de fallos muy evitables, pero lo dicho: podría haber sido Mucho peor, así que por esta vez no soy a ser muy tiquismiquis. Al fin y al cabo, hace año y medio... ¡no podía imaginar que un día haría esto!

Y otra cosa sobre pole que hice en septiembre... fue hacer el curso para certificarme como instructora de pole fitness!! Se llama FIPO basic trainer, lo hice aquí en Madrid los días 26 y 28 y fue impartido por Salima Peippo, de la escuela Art Move Studio (Tarragona), muy amable y muy buena instructora. Tuve unas compañeras de nivelazo: dos instructoras de gimnasio con bastante experiencia, una monitora y gimnasta rítmica, una bailarina... todas con más de un año de experiencia practicando pole. Total: que sudamos la gota gorda, aprendimos un montón, tuvimos que preparar e impartirnos clases entre nosotras y al final nos llevamos un certificado estupendo que dice que estamos preparadas para expandir el pole por el mundo!!

Y todo eso en septiembre... ¿Qué traerá octubre?

...pues... de momento... ¡clases de mástil! Sí, el lunes pasado comencé el trimestre de estas clases en la Escuela de Circo Carampa. Y todavía me duran las agujetas en los tríceps, por esa forma tan rara que tienen de escalar y que aún estoy aprendiendo (es de lo que más me cuesta en el mástil, lo de trepar) Por lo demás, muy contenta con los compis y los profes. Así de rápido y de resumida voy... a partir de aquí estoy al día, y ya puedo volver a mis reflexiones polísticas y mis pequeños progresos y todas esas cosas.

¡Vamos a por octubre!